Google

jueves, 6 de marzo de 2014

Crêpes de jamón serrano y queso provolone

El Martes de Carnaval, el último día de estas fiestas que precede al Miércoles de Ceniza, marcando el inicio de la Cuaresma y el tradicional ayuno, se aprovechaba en muchas culturas para comer alimentos energéticos y productos que estarían prohibidos hasta el final del ayuno de 40 días marcado por el calendario litúrgico. En los países anglosajones se conoce también como el día del pancake, pues es típico comer crêpes, tortitas, gofres y masas similares. No tienen por qué ser siempre dulces, como en esta receta de crêpes de jamón y queso provolone.

Ingredientes para 4 crêpes pequeñas-medianas:
- 1 huevo grande (L)
- 165 ml. de leche
- 70 gr. de harina
- 100 gr. de queso provolone
- 4 lonchas no muy gruesas de jamón serrano
- cebollino
- aceite de oliva
- sal, pimentón, tomillo, pimienta negra



Colocaremos el huevo en un cuenco junto con la leche y batiremos bien usando unas varillas. Añadiremos la harina tamizada, batiendo poco a poco, y echaremos una pizca de sal, pimentón, tomillo y un golpe de pimienta negra recién molida. Añadiremos también unas gotas de aceite de oliva, y batiremos un poco más.

Taparemos con plástico film y dejaremos reposar al menos 30 minutos, o lo guardaremos en la nevera si se van a preparar unas horas más tarde. Para el relleno, haremos unas lonchas lo más finas posibles de queso provolone y retiraremos el exceso de grasa del jamón. Engrasaremos ligeramente una buena sartén antiadherente con un poco de aceite y la calentaremos.

Cuando esté caliente, echaremos una porción de masa en el centro, girando la sartén para que ocupe todo el diámetro de forma homogénea, dejando el grosor al gusto. Bajaremos un poco el fuego y dejaremos cuajar hasta que los bordes se despeguen. Daremos la vuelta con ayuda de una espátula y distribuiremos en una mitad el queso y jamón, con un poco de cebollino. Doblaremos sobre sí mismo y retiraremos. Repetiremos la misma operación hasta terminar la masa.