Google

sábado, 12 de enero de 2013

Crujiente de trigueros, bacon y queso de cabra

Esta receta es un entrante elaborado pero con el que ganaremos la vista y el gusto de nuestros invitados. A la hora de seleccionar los espárragos trigueros, conviene elegir los más finos.

Ingredientes para 4 personas:
- 1 hoja de hojaldre
- 2 cebollas moradas

- 8 lonchas de bacon
- 12 espárragos verdes
- 4 medallones grandes de queso de cabra
- orégano
- azúcar moreno
- vinagre de Jerez
- aceite de oliva virgen extra
- sal



En primer lugar procederemos a caramelizar la cebolla morada. Para ello, cortaremos la cebolla en finas láminas. Daremos un par de golpes con la parte plana de un cuchillo al ajo para abrirlo un poco. Echaremos la cebolla  en una olla junto con 2 cucharadas de aceite de oliva y una pizca de sal para que la cebolla poche antes, y lo iremos cociendo todo lentamente hasta que la cebolla esté blandita y transparente. Añadiremos entonces 3 cucharadas de azúcar moreno y un chorrito de vinagre. Seguiremos cocinando a fuego lento hasta que la cebolla adquiera la textura deseada.

Freiremos el bacon vuelta y vuelta. Lavaremos los espárragos, cortaremos los tallos quedándonos con la parte más tierna, los secaremos y los freiremos con un poquito de aceite. Conviene secarlos muy bien para que no salpiquen al freirlos.

Meteremos en el horno 5 minutos (o hasta que empiece a estar dorado el hojaldre) a 210º C el hojaldre cortado en porciones individuales con la cebolla caramelizada encima, 3 espárragos y dos lonchas de bacon por ración. Sacaremos el hojaldre del horno y verteremos por encima una cucharada de la salsa de la cebolla.

Pondremos sobre cada tosta una rodaja de queso de cabra, con orégano. Gratinaremos en el horno hasta que se dore el queso y comience a fundirse.